skip to Main Content
Menu

¿Qué es la codependencia?

 

Por la TSU Laura Estela Suárez Reyes.

Certificada en OTA.

La codependencia es una enfermedad que afecta la salud mental de las personas debido a la incapacidad que presentan para relacionarse de manera sana con quienes tienen vínculos afectivos.

La codependencia es considerada una adicción, por ello, como sucede con este tipo de  trastornos, es progresiva y compromete emocionalmente cada vez más con el tiempo al familiar que la presenta, a menos que reciba tratamiento.

Un codependiente es aquella persona que se dedica a cuidar, corregir y rescatar a otra persona (adicto, incapacitado físico o mental, enfermos crónicos, personas conflictivas y con trastornos de la personalidad) según José Antonio Elizondo.

De cada 10 codependientes, siete son mujeres y 3 son hombres. ¿Por qué es mas alto el índice  en las mujeres?, por el apego cuando desarrollan la maternidad y por la hormona de oxitocina que se desarrolla más en las mujeres que en los hombres.

Otro factor biológico de la codependencia es el genético, aunque no es heredada, sí se hereda la predisposición a la conducta adictiva.

La codependencia debe entenderse como una adicción, ya que los codependientes presentan un perfil psicológico muy similar a los adictos a la sustancia o a diversas conductas.

Factores psicológicos de la codependencia:

Factor psicológico, ya que las experiencias vividas durante la infancia y la adolescencia son etapas del desarrollo importantes en el ser humano.

  • Falta de afecto en la infancia
  • Experiencias dolorosas y traumáticas
  • Violencia intrafamiliar (psicológicas, verbal, física y sexual)
  • Sobreprotección
  • Acoso moral
  • Madurez prematura
  • Familias represivas, no se permiten la expresión de las emociones.

La mayor parte de la codependencia proviene de familias disfuncionales y una de las características es que estas familias no tienen la capacidad de todo el afecto y aceptación que  requieren los hijos.

En una  familia donde hay un padre alcohólico, los hijos crecen con un padre ausente emocional y físicamente, aunque esté presente en casa.

Por otro lado, los padres demasiado ocupados, sobre todo en los casos en los que  ambos trabajan,  no logran satisfacer las necesidades afectivas de sus hijos.

En el caso de las Esposas casadas con alcohólicos, estos generalmente son misóginos por el miedo que estos le provocan y no saber cómo buscar la ayuda pertinente, por lo que  descargan en sus hijos el miedo convertido en enojo. Generan un resentimiento sobre sus hijos y esto las convierte en madres frías, maltratadoras, distanciadas afectivamente.

En las familias disfuncionales no se pueden expresar las emociones y sentimientos, esto provoca cada vez más distanciamiento entre los integrantes de la familia, las muestras de cariño no se hacen presente.

Se vive en una atmosfera muy hostil, distante y los hijos se convierten en expertos represores de emociones.

Los hijos de madres solteras donde el padre abandona,  sufren de este afecto y los hijos son privados de un padre tierno, cálido  y afectuoso que proporcione seguridad y apoyo.

Muchos padres sustituyen su ausencia con dinero, con objetos para llenar esa ausencia que los hijos sufren, de esta manera ellos quieren remediar los vacíos en sus hijos, dándoles de más y hasta lo que ellos no han pedido.

Síntomas de la codependencia

  1. Autoestima baja
  2. Que se sientan menos que los demás
  3. Que sean arrogantes
  4. Con un ego muy elevado
  5. Se anticipan a las necesidades de otras personas
  6. Son las personas rescatadoras
  7. Personas que no saben decir NO.

Para iniciar una nueva vida hay que conocer la enfermedad y después asumir la responsabilidad y empezar a curar esas heridas de la infancia y madurar como adultos funcionales.

Bibliografía

La codependencia ; Pia Mellody; Andrea Wells Miller

J.keith Miller  1989, Pia Mellody ;

Edición Paidós

Barcelona España

Los rostros de la codependencia; José Antonio Elizondo López . 2011 México df.

Tercera edición 2016

Back To Top